¿Cómo vas a elegir al equipo que te acompañe en tu viaje? - Tumapa

¿Cómo vas a elegir al equipo que te acompañe en tu viaje?

“Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito.” Henry Ford.

En el anterior post comenté que en el viaje de creación y desarrollo de tu empresa pasas por distintas fases. Entre ellas se encuentra aquella en la que te das cuenta de que no puedes con todo y empiezas a rodearte de gente maja que cree en tu proyecto, en la que delegas aquello que tú no sabes hacer, sí sabes hacer pero no lo haces muy bien o simplemente no te gusta hacerlo. Te rodeas de gente que aporte valor a tu empresa, gente con quien compartir el apasionante viaje de hacer crecer tu empresa.

Antes de elegir quién quieres que te acompañe en ese viaje te invito a que reflexiones sobre algunos aspectos:

 ¿Qué es para ti un equipo?

Para mí un equipo es una entidad sistémica donde todos deciden estar, tienen un objetivo común y cualquier cambio en uno de los miembros del equipo afectará al resto.

El equipo tiene una identidad, unos valores, unos objetivos, unas creencias limitantes o potenciadoras, unas habilidades y competencias, una emocionalidad y obtiene unos resultados.

¿Para qué quieres un equipo?

Son muchos los para qué de crear un equipo:

  • Para no estar sólo.
  • Para delegar tareas que no te gustan, no sabes hacer o no se te dan muy bien.
  • Para rodearte de gente que te aporte valor.
  • Para compartir tu visión, tu misión y tus objetivos.
  • Para recibir distintas perspectivas o formas de hacer las cosas, una visión más amplia de tu negocio, etc.

¿Cuál es tu para qué?

¿Cuántas personas vas a tener en tu equipo?

En los equipos de fútbol, baloncesto, waterpolo, etc. el tamaño del equipo viene determinado por las características del deporte. En el ámbito empresarial ¿Cuál es el número ideal de miembros de un equipo?

En el artículo ¿cuál es el tamaño óptimo de un equipo? Mueller dice que depende de la tarea: “Si tienes un equipo limpiando un estadio, no existen límites para dicho equipo 30 personas limpiarán más rápido que 5”. Si se trata de tareas coordinadas y de temas de motivación las empresas acaban eligiendo un equipo de 6 miembros. “Por encima y por debajo de cinco, empiezas a tener un problema de motivación”, dice Mueller. “Después de la quinta persona, empiezan a formarse subgrupos”.

Teniendo en cuenta para qué quieres un equipo y las tareas que quieres que realicen sus miembros ¿Cuál es para ti el tamaño ideal de tu equipo?

¿Qué roles quieres en tu equipo?

En los años 70 el Dr. Meredih Belbin y su equipo realizaron una investigación para determinar por qué una serie de equipos eran ganadores y otros perdedores en unos juegos de gestión en el Henley Management College, Inglaterra.  Descubrieron que el éxito o fracaso de un equipo estaba relacionado con unos patrones de comportamiento que llamó roles de equipo, que Belbin definió como “una tendencia a comportarse, contribuir e interrelacionarse con los demás de una determinada manera”. Distintas personas tenían por lo tanto distintos roles así como diferentes grados de intensidad en cada rol. Idenfiticó 9 roles, que podemos agrupar en roles de reflexión, roles de relación y roles de acción:

Reflexión:

  • Cerebro: Son muy creativos y  aportan ideas poco convencionales.
  • Monitor evaluador: valora las opciones del equipo y emite juicios imparciales.
  • Especialista: Tiene conocimientos profundos sobre áreas claves.

Relación:

  • Cohesionador: Ayuda al equipo a mantenerse unido.
  • Investigador de recursos: Es el enlace con el exterior. Consigue información y recursos del exterior y transmite ideas del equipo al exterior.
  • Coordinador: Delega el trabajo entre los miembros del equipo.

 Acción:

  • Impulsor: Aporta la energía necesaria para que el equipo esté activo.
  • Implementador: Planifica la estrategia y la lleva a cabo.
  • Finalizador: Perfeccionista. Revisa el trabajo, lo pule y cumple plazos.

Belbin y su equipo descubrió que todos los comportamientos eran necesarios para el equipo y que la clave está en el equilibrio entre ellos. Cada rol de equipo tiene sus fortalezas y debilidades pero todos son imprescindibles en un equipo. Ej: Si en un equipo no hay finalizadores no se cumplen las fechas de los proyectos.

Existen unos roles naturales (los preferidos), roles que la persona puede asumir si no los asumen otros y hay roles que evita. Cada persona identifica 3-4 roles preferidos. Si en algún equipo no hay un rol puede ser desempeñado por una persona que tenga ese rol entre sus preferidos o entre sus roles capaces de asumir.

Teniendo en cuenta esto ¿Cuáles son tus roles preferidos? ¿Qué roles necesitas en tu equipo para encontrar ese equilibrio?

¿Qué conocimientos, habilidades  y actitudes buscas en los miembros de tu equipo?

En función de las tareas que vayan a realizar los miembros de tu equipo éstos necesitarán una serie de conocimientos (informáticos, marketing, financieros, etc.) habilidades (habilidades de comunicación, de gestión, de relación, etc.) y actitudes (respeto, empatía, positivismo, flexibilidad, etc.) necesarias para llevar a cabo dichas tareas.

¿Qué tareas quieres que hagan los miembros de tu equipo? ¿Qué conocimientos, habilidades y actitudes son necesarias para realizar esas tareas?

¿Cómo van a ser de diferentes a ti los miembros de tu equipo?

A la hora de elegir los miembros de tu equipo puedes tener en cuenta las similitudes o las diferencias. Si eliges personas similares a ti posiblemente te resulte más fácil trabajar porque trabajan como tú, son parecidos a ti, aunque ¿qué te estás perdiendo? ¿Qué te puede aportar la diversidad? Dice Stephen Covey: “Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes.”

En el artículo Este es el futuro de la gestión de personas Manuela Dragomir dice: “El futuro deberá enfocarse en la ventaja de la diversidad y buscar perfiles diversos, procedentes de diferentes países, para crear un ambiente estimulante que fomente la innovación y un pensamiento creativo y original. La contratación de profesionales debe poner el foco en las habilidades del equipo más allá de las destrezas individuales, asegurándose de que cada miembro complementa al otro”.

¿Qué objetivos va a tener tu equipo?

Tú tienes claro cuál es la misión, visión y estrategia de tu empresa. Bien, ahora es importante que tu equipo esté alineado no sólo con los objetivos sino también con la actitud, que influirá en el desarrollo del talento del equipo ¿Cómo vas a transmitir tu misión, visión y estrategia a los miembros de tu equipo? ¿Cómo vas a contagiar a tu equipo tu energía y tus ganas de sacar adelante tu proyecto?

¿Qué alianza vas a hacer con los miembros de tu equipo?

Cuando ya tienes tu equipo es importante que reflexionéis sobre ¿Cómo queréis trabajar juntos? ¿Cuáles son las reglas del juego? ¿Qué ocurre si no se cumplen? El equipo establecerá una alianza, un marco de convivencia acordado por los miembros del equipo que influirá en la motivación y en la emoción.

En esa alianza el equipo puede llegar a acuerdos sobre temas que les interesen: puntualidad, reuniones, horarios, celebraciones de éxitos, toma de decisiones, resolución de conflictos, etc.

 

Dice un proverbio chino: “Haz feliz a aquellos que estén cerca y aquellos que estén lejos vendrán”.

¿Qué vas a hacer tú para hacer felices a los miembros de tu equipo? ¿Qué va a hacer tu equipo para ser feliz en tu empresa?

Te invito a ver un vídeo sobre la belleza del trabajo en equipo.

 

Publicado por Inmaculada Rodríguez.

 

photo credit: Inmaculada Rodríguez

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo