¿Qué quieres realmente en tu vida?

«Si quieres no frustrar tus deseos, tú puedes sólo desear lo que depende de ti.» Epicteto.

Para algunos se acabaron las vacaciones aunque para otros empiezan ahora. Para los que empezáis vuestras vacaciones en Septiembre os invito a utilicéis vuestro tiempo de vacaciones para tomar perspectiva y reflexionéis con mi último post: ¿Cómo vas a tomar perspectiva?

Si ya han acabado tus vacaciones espero que éstas te hayan sido útiles para desconectar de la rutina y conectar contigo mismo/a, descansar, tomar perspectiva, reflexionar y planificar.

Si has conseguido durante tus vacaciones sobrevolar tu vida habrás tomado perspectiva y reflexionado sobre cómo están de equilibradas las distintas áreas de tu vida, sobre lo que quieres, habrás revisado tu mochila para analizar qué recursos tienes y qué no necesitas con el objetivo de tener menos carga en tu espalda para recorrer esta nueva etapa en tu viaje hacia ser el protagonista de tu vida.

¿Y ahora qué?

Desde mi punto de vista para que puedas ir hacia lo que quieres en tu vida primero es necesario que sepas qué quieres. Como dice Séneca. «Para el que no sabe a qué puerto encaminarse, ningún viento es el suyo.»

Para ello después de tomar perspectiva y analizar tu situación actual: ¿Qué quieres?

Si sabes lo que quieres en tu vida. Enhorabuena!!!

Es posible que empezaras el año con tus nuevos propósitos y con tu mochila llena de todos tus recursos, pensamientos y emociones que te iban a facilitar ese camino hacia tus objetivos. Pero al tomar perspectiva durante el verano te hayas dado cuenta de que esos objetivos se han quedado en eso, sólo objetivos, pero no has hecho nada para conseguirlos. En mi opinión por mucho que desees algo no quiere decir que lo vayas a conseguir ya que necesitas creerte que puedes conseguirlo y hacer todo lo que depende de ti para conseguirlo.

Te invito a reflexionar:

¿Qué has hecho que te haya acercado a lo que quieres?

Si no has hecho nada para conseguir lo que quieres: ¿Para qué no has llevado a cabo tu plan de acción? ¿Qué beneficios has obtenido al no hacerlo?

Si has puesto en práctica tu plan de acción: ¿Qué resultados has obtenido?

Si no has obtenido los resultados que esperabas: ¿Qué te ha impedido conseguirlo?

¿Cuánto de importante es conseguir lo que quieres?

¿Para qué quieres conseguirlo?

¿Cuánto de comprometido/a estás con tus objetivos?

¿Cómo de realistas son tus objetivos?

Espero que al responder a estas preguntas identifiques si de verdad sabes lo que quieres y cuánto estás comprometido/a para llevarlo a la práctica a pesar de las dificultades.

Es posible que no tengas claro qué quieres en tu vida, quizás no tengas una vocación clara o un sueño que cumplir. En algunas ocasiones algunas personas están viviendo la vida de otros para ser queridos por los demás, para ser aceptados, por comodidad. Hace unos meses hablé con una chica que no sabía que hacer con su vida profesional, sus padres le decían una cosa, ella no estaba a gusto en su trabajo actual, no sabía si irse a otro país, etc. Lo que sí tuvo claro fue la respuesta que me dio cuando le pregunté: ¿Qué no quieres en tu vida?

En algunos casos el cuerpo grita lo que la mente calla, aunque no le hacemos caso. Hace unos días vi a un amigo que había empezado ya a trabajar después de sus vacaciones. Le pregunté qué tal la vuelta al trabajo y me contestó: «Fíjate, acabo de empezar a trabajar y me ha salido este eccema en la piel.» Le pregunté: ¿Qué te está diciendo tu cuerpo? ¿Qué estás viviendo en tu trabajo que no quieres? En ese momento tomó consciencia de qué cosas de su trabajo no le gustaban y cómo el cuerpo se lo estaba comunicando. Te invito a que escuches lo que te dice tu cuerpo sobre lo que quieres o no quieres en tu vida.

¿Qué te acerca o te aleja de lo que quieres?

Imagínate que vas navegando hacia lo que quieres. En el trayecto puedes encontrarte con corrientes marinas que te empujen hacia tu objetivo y otras corrientes que te hagan retroceder al punto de partida.

  • ¿Qué  te acerca a lo que quieres?
  • ¿Qué te aleja de lo que quieres?
  • ¿Cuál de esas corrientes es más fuerte?

Puede ser que las corrientes que te hacen avanzar hacia lo que quieres sean tus sueños, tu vocación, lo que te pide el cuerpo, cubrir una necesidad, las circunstancias o «Ya no aguanto más.»

Entre las corrientes que te alejan de lo que quieres y que te empujan hacia la situación de partida pueden estar tus miedos, tus debo, tus quejas, la búsqueda de seguridad, la comodidad, etc.

¿Cuántas veces te quejas de algo que no te gusta pero no haces nada por cambiarlo? ¿Qué beneficios tienes quejándote? ¿Hasta cuándo vas a seguir quejándote sin asumir tu responsabilidad?

En algunas ocasiones el miedo ante una situación hace que huyas o te quedes paralizado/a ¿cuándo vas a afrontar la situación? Dice Aldous Huxley: «El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.»

Escucho con mucha frecuencia a personas decir: «debo hacer….,debo conseguir… debo estudiar…. debo trabajar…. debo sacrificarme…., etc.» Todo un mundo de los debo. Algunas personas sacrifican de manera continuada lo que de verdad quieren por su trabajo, sus hijos, sus padres, su pareja, etc. hasta que ya no saben ni lo que quieren de verdad, ya que anteponen los intereses de los demás a los suyos propios para ser queridos, aceptados, etc. ¿Para qué antepones los intereses de los demás a los tuyos? ¿Cuándo vas a pensar en ti y en lo que quieres? Si en lugar de decir: «Debo…. dices quiero… ¿Qué cambia?

En otras ocasiones oigo a personas decir: «Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.» y desde esa aparente seguridad no se atreven a seguir sus sueños: ¿Hasta qué punto estás dispuesto/a a sacrificar lo que quieres en tu vida por esa seguridad?

Si las corrientes que tiran de ti hacia lo que quieres son más fuertes vencerás aquellas que tiran de ti hacia la situación de partida. Sin embargo si tus miedos, los debo, las excusas, la seguridad, la comodidad son más fuertes ¿Hacia dónde te van a llevar?

Te invito a leer este cuento sobre la fuerza del deseo.  

¿Qué quieres en tu vida? Si no haces lo que quieres ¿Cuánto te vas a arrepentir?

Photo credit: quangle

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola soy Inmaculada:
¿En qué puedo ayudarte?