“No tengo tiempo.” ¿Cómo gestionas acciones en tu tiempo?

“Nunca encontrarás tiempo para nada. Debes crearlo.” Charles Buxton.

Últimamente oigo con mucha frecuencia a clientes, amigos y conocidos frases como estas: “Estoy muy liada”, “Necesito más horas”, “Estoy desbordado”, “No me da tiempo a hacer nada”, “No tengo tiempo”.

Cuando les pregunto me doy cuenta de que son personas que van en piloto automático, hacen cosas sin ser conscientes de para qué las hacen, tienen agendas llenas de un montón de cosas por hacer, con la creencia de que tienen que hacerlo todo y con la máxima perfección.Van deprisa a todas partes sin disfrutar del aquí y del ahora, sin prestarse atención a sí mismos/as y sin pensar en sus necesidades personales. Personas arrastradas por un ritmo frenético y sin control sobre lo que hacen.

Hay personas que no pueden estar paradas y necesitan mucha actividad para sentirse bien, otras quieren dar una falsa imagen de éxito haciendo muchas cosas, estando muy ocupadas y con un ritmo frenético. Cuando una persona corre y no para de correr ¿De qué está huyendo? Es posible que huya de conectarse consigo mismo/a ¿Qué te impide parar y reflexionar? ¿Qué tiempo te dedicas a ti?

¿Qué es el tiempo?

La palabra tiempo viene del latín tempus. El tiempo es “un período determinado durante el que se realiza una acción o se desarrolla un acontecimiento”.

Según Aristóteles: “Tiempo es la medida del movimiento entre dos instantes.” Platón lo definía así: “El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento.”

¿Qué es para ti el tiempo?

 ¿Cuántas vivencias tienes en tu día a día?

Decir “No tengo tiempo” es una buena excusa para seguir haciendo lo mismo. ¿Para qué sí tienes tiempo? ¿Para qué quieres tener más tiempo? ¿Qué quieres hacer con tu tiempo?

Recuerda que el tiempo es igual para todos, el día tiene 24 horas, ni más, ni menos. Quizás no es cuestión de que no tengas tiempo sino de cuáles son tus prioridades y de lo que haces en ese tiempo.

Es posible que pases más de la mitad de tu tiempo viviendo en “piloto automático”, actúas con transparencia, haces cosas con un nivel mínimo de consciencia y no piensas en lo que estás haciendo o incluso puedes estar pensando en una cosa mientras haces otra. Ej: Mientras conduces está pensando en lo que vas a hacer cuando llegues a la oficina o mientras desayunas estás leyendo el periódico. ¿Te suena?

Por un lado ir en piloto automático permite ahorrar al cerebro un gran gasto energético pero por otro lado como tu nivel de consciencia es mínimo es como si no lo hubieses vivido. ¿Cuánto tiempo estás realmente viviendo?

Te invito a que antes de irte a dormir escribas en una libreta aquellos momentos que has vivido realmente en tu día y de los que has sido totalmente consciente, aquellos momentos que realmente han aportado valor a tu vida y que están en sintonía con tu misión en la vida. Es posible que al principio no escribas muchas cosas y que cuando te levantes por la mañana quieras tener más vivencias y estar más presente en pequeñas cosas como al ducharte, al hacer el desayuno, al contestar a un mail, al saludar a tus compañeros, al pasear de camino al trabajo. Si consigues estar más presente, día a día irás escribiendo cada vez más vivencias en tu libreta.

Te invito a leer el cuento tiempo vivido y reflexiones: ¿Cuánto tiempo vivido vas a anotar en tu libreta?

¿Gestionas el tiempo o gestionas acciones?

Parece que si tienes tiempo puedes hacer muchas cosas y si no lo tienes no. ¿Quién tiene el tiempo? Todos tenemos el mismo tiempo, 24 horas al día. Al decir no tengo tiempo para tomar unas cañas, hacer el informe, hablar con un amigo, estás diciendo: la culpa no es mía es el de tiempo. ¿A quién das poder? El poder lo tiene el tiempo.

Si dices no voy a tomar unas cañas, quiero llegar a casa pronto; no te he entregado el informe ya que he decido buscar más información antes de terminarlo; no voy a hablar hoy con un amigo quiero dedicar esta tarde a mis hijos. ¿Quién tiene ahora el poder? Tú decides hacer unas cosas y no hacer otras.

Me he encontrado con personas que creen que si trabajan mucho durante muchas horas eso significa tener resultados y trabajan 24 horas 7 días a la semana. Estas personas nada más levantarse empiezan a revisar el correo, trabajan en fin de semana, leen un informe mientras desayunan, contestan inmediatamente cada vez que reciben un mensaje en el móvil. ¿Qué consecuencia tiene esto en otros ámbitos de tu vida? ¿Cómo afecta a tu productividad? Para mi productividad no es hacer muchas cosas en menos tiempo, sino hacer aquello que me acerca a mis objetivos, disfrutando del camino y buscando el equilibrio entre todas las áreas importantes de mi vida.

 ¿Cómo simplificar tu vida?

Downshifting es un comportamiento en el que las personas viven vidas más simples para encontrar un equilibrio entre el ocio y el trabajo, centrándose en objetivos como la realización personal y la construcción de relaciones, reduciendo la tensión, stress y los trastornos psicológicos que la acompañan.

Más que gestionar el tiempo, que creo que no lo podemos gestionar podemos gestionar lo que hacemos en ese tiempo.  Te invito a que reflexiones sobre estos aspectos:

  • Misión personal: Dicen que todos tenemos una misión en la vida ¿Cuál es tu misión? ¿Qué es lo quieres ser? ¿Qué quieres hacer en tu vida? ¿Cuáles son tus valores? Si te dijeran que sólo tienes 6 meses de vida ¿Cómo los vas a vivir?
  • Roles: ¿Cuáles son tus roles en la vida? Individuo, madre, esposo, hijo, emprendedora, vendedor, miembro de una Asociación, etc.
  • Metas: ¿Cuáles son tus metas en cada uno de esos roles? Te invito a que identifiques las diversas áreas de tu vida y qué resultados quieres conseguir en cada una de ellas. Al establecer metas a  largo y corto plazo tendrás una visión general de tu vida y una dirección.
    • Equilibrio: ¿Qué te ayuda a mantener el equilibrio en tu vida? Si tienes en cuenta tus distintos roles evitarás descuidar áreas importantes de tu vida: salud, familia, amigos, desarrollo profesional, etc.
  • Tareas: ¿Qué acciones te acercan a tus metas? ¿Cómo vas a distribuir esas acciones en tu planificación semanal? ¿Qué adaptaciones diarias vas a realizar?
    • Importante: ¿Qué es importante para ti? Centrarte en lo importante lleva consigo decir que no a otras cosas. Te invito a ver este video sobre las prioridades.
    • Flexibilidad: Al planificar las acciones que realices en tu tiempo es importante que esa planificación se adapte a ti, a tus necesidades.
  • Delegar: ¿Qué acciones puedes delegar? Para centrarte en lo importante puede ser necesario que delegues determinadas tareas en personas, esto te permitirá dedicar tu energía a lo que es importante y a su vez contribuirás al desarrollo personal o profesional de esas personas en las que delegas.

Recuerda la ley de Pareto: “El 80% de los resultados provienen del 20% de las actividades.”

¿Qué vas a hacer diferente para gestionar acciones en el tiempo?

 

 

Publicado por Inmaculada Rodríguez.

Photo credit: Inmaculada Rodríguez.

 

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola soy Inmaculada:
¿En qué puedo ayudarte?