¿Cómo vas a tomar perspectiva?

«De vez en cuando desaparece, tómate un pequeño descanso, para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado. Toma cierta distancia, porque así el trabajo parece más pequeño, la mayor parte se puede asimilar en un abrir y cerrar de ojos, y la falta de armonía y la proporción es más fácil de ver.» Leonardo da Vinci.

Llegó el calor, más horas de luz, jornadas intensivas…….por fin llegó el verano y con él las vacaciones. Esas vacaciones que Evan Esar define así: «Las vacaciones son como el amor: las anticipamos con placer, las experimentamos con incomodidad y las recordamos con nostalgia.»

Esas vacaciones además de servir para desconectar, descansar, hacer todo aquello que te hace sentir bien también pueden ser una oportunidad para distanciarte de la rutina, tomar perspectiva, reflexionar y planificar. Ya sabes que los beneficios de las vacaciones duran poco según un estudio realizado por la doctora Jessica de Bloom, aunque ese descanso de la rutina es necesario para una buena salud física, mental y emocional.

Entonces si sólo haces lo que te gusta y te recargas de energía en vacaciones ¿Qué ocurre si no las tienes? ¿Para qué esperar a que lleguen esas vacaciones para hacer todo eso? ¿Cuánto tiempo dedicas al año a recargar tu energía y disfrutar de lo que te gusta?

Creo que en lugar de esperar a las vacaciones es muy útil disfrutar de instantes vacantes durante todo el año. ¿Qué te parece si en lugar de esperar a las vacaciones para desconectar, descansar, cargar las pilas, hacer lo que te gusta, lo haces durante todos los días del año? Quizás te resulte difícil disfrutar de esos instantes vacantes durante todo el año porque como dice Pascal: «La infelicidad del hombre se cimenta en que no ha podido aprender a disfrutar de la paz de su habitación.»

Es posible que a principios de año después de hacer balance del año anterior hayas reflexionado y definido tus propósitos para el nuevo año. Transcurridos 7 u 8 meses desde entonces, ahora en vacaciones tienes una nueva oportunidad para tomar perspectiva, tienes una nueva oportunidad para reflexionar qué es lo importante en tu vida, para soñar, para atreverte a aprender cosas nuevas, para hacer cosas diferentes, para definir nuevos propósitos. Te invito a que veas este interesante video de Elsa Punset: ¿Qué harías diferente si volvieses a empezar?

¿Qué vas a hacer diferente estas vacaciones?

Son muchas cosas las que puedes hacer estas vacaciones aunque te invito a reflexionar sobre estas:

  • Premiarte. ¿Cómo valoras los logros que has conseguido hasta ahora? ¿Cómo te vas premiar?
  • Desconectar. Creo que para desconectar no es necesario irse de viaje a otro lugar ¿En qué ocasiones has viajado mentalmente? Yo lo hago muy a menudo, es el poder de la visualización. Te invito a que desconectes de todo lo que te rodea cada día no sólo en vacaciones sino también diariamente desconecta del mudo y conecta contigo. ¿Qué piensas? ¿Cómo te sientes? ¿Qué necesitas?
  • Disfrutar del presente. Te invito a que pongas toda tu atención en todo lo que haces en cada momento, a estar presente y consciente. Saborea esos momentos presentes como si no hubiese un mañana.
  • Liberar a tu niño/a interior. Te invito que saques a pasear a tu niño/a interior y disfrutes como lo hacen los niños, con espontaneidad, disfrutando de tus emociones, con sentido del humor, siendo curioso/a, creativo/a, etc. ¿Cuánto hace que no disfrutas de pequeñas cosas? ¿Te animas a disfrutar con pequeñas cosas como lo hace esta niña?
  • Tomar perspectiva. Te invito a que tomes distancia para ver tu vida desde otra perspectiva.

¿Para qué te sirve tomar perspectiva?

Es posible que empezaras el año con tus nuevos propósitos y con tu mochila de la que sacaste todo lo que no te servía o no te resultaba útil y que llenaste con todos tus recursos, pensamientos y emociones que te iban a facilitar ese camino hacia tus objetivos.

Posiblemente al inicio del año analizaste:

  • ¿Cuáles son tus roles en la vida? Individuo, madre, esposo, hijo, emprendedora, vendedor, miembro de una Asociación, abuelo, empresaria, etc.
  • ¿Cuáles son tus metas en cada uno de esos roles? Es posible que identificaras las áreas importantes de tu vida y definieras qué resultados querías obtener en cada una de ellas.
  • ¿Qué acciones te acercan a tus metas? Posiblemente definiste un plan de acción para conseguir los resultados que deseabas.

Ya han pasado varios meses desde entonces y quizás ahora en vacaciones puede ser un buen momento para tomar perspectiva, que te permita mirar tu vida de otra forma y actuar de forma diferente para conseguir lo que quieres.

Te invito a que te imagines que eres un helicóptero sobrevolando sobre tu vida y desde la altura reflexiones sobre esto:

  • ¿Cuáles eran tus objetivos al inicio del año?
  • ¿Cómo están de equilibradas las distintas áreas o roles que desempeñas en tu día a día? Recuerda que el equilibrio en esas áreas genera energía, satisfacción e influye en la productividad y en la calidad de las acciones que llevas a cabo.
  • ¿Qué resultados has obtenido? Si no has obtenido los resultados que esperabas ¿Qué te ha impedido conseguirlos?
  • ¿Cuánto tiempo vivido has anotado en tu libreta?
  • Si revisas ahora tu mochila: ¿Qué puedes sacar de ella que ya no te sirve? ¿Qué cosas nuevas necesitas en tu mochila para hacer el resto del camino?
  • Al tomar perspectiva: ¿De qué cosas nuevas te has dado cuenta? ¿Qué necesitas ahora?
  • ¿Qué vas a hacer diferente a partir de ahora?
  • ¿Cómo te vas a cargar de energía para afrontar la siguiente etapa de tu viaje? Recuerda que Stephen Covey habla de «afilar la sierra» cuando se refiere a las cuatro dimensiones de nuestra naturaleza: Física, espiritual, mental y la social/emocional. Según Covey esas cuatro dimensiones están interrelacionadas de tal forma que: «La salud física afecta a la salud mental, la fuerza espiritual afecta a la fuerza social/emocional. Al progresar en una dimensión, acrecentamos nuestras aptitudes en las otras.»

Te deseo unas felices vacaciones que te permitan disfrutar al máximo, en las que te recargues de energía y aproveches para tomar perspectiva. Te invito a que después de tomar perspectiva analices de nuevo tus objetivos, tus resultados e identifiques qué cambios quieres realizar para seguir adelante con tu viaje y sobre todo que decidas un plan de acción para poner en práctica en la segunda etapa de tu viaje.

Y teniendo en cuenta que los beneficios de las vacaciones duran poco como te he comentado o que a lo mejor no puedes disfrutar de esas vacaciones te invito a que reflexiones sobre cómo puedes llevar esas actividades que te recargan de energía en vacaciones a tu día a día para que cuando regreses te permita incrementar tu productividad y satisfacción durante el resto del año.

Te invito a leer el cuento del leñador tenaz y reflexiones: ¿Cómo vas a afilar tu sierra?

Yo también aprovecharé estas vacaciones para desconectar, recargarme de energía y tomar perspectiva para decidir cómo seguir acampándote en tu camino.

Seguimos en contacto en Septiembre. Feliz verano.

Photo credit: Barni1

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola soy Inmaculada:
¿En qué puedo ayudarte?