Energía: ¿Cómo vas a destensar el arco?

«De vez en cuando desaparece, tómate un pequeño descanso, para que cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio sea más acertado. Toma cierta distancia, porque así el trabajo parece más pequeño, la mayor parte se puede asimilar en un abrir y cerrar de ojos y la falta de armonía y la proporción es más fácil de ver». Leonardo Da Vinci.

Espero que hayas tenido unas felices vacaciones en las que hayas disfrutado al máximo y te hayas recargado de energía. Ahora la vuelta, la rutina, el trabajo, etc. En Septiembre parece que todo vuelve a empezar: un nuevo curso escolar, vuelta al trabajo, nuevos objetivos, nuevas ideas, etc. ¿Cómo vas a afrontar la vuelta de vacaciones?

En el anterior post te invitaba a que aprovecharas tus  vacaciones para analizar qué te recarga de energía: ¿Qué ejercicios físicos has realizado que te han cargado de energía? ¿Con quién te has relacionado (amigos, familiares, etc.) y cómo ha influido en tu energía? ¿Qué lecturas o qué aprendizajes has tenido y qué impacto han tenido en tu energía? ¿Qué actividades de ayuda a los demás te han reconfortado? Con toda esa información que has adquirido durante tus vacaciones ¿Qué vas a hacer diferente para incorporar esos instantes vacantes en tu día a día?

 Te invito a reflexionar sobre cuál es tu situación actual:

  • ¿Cuáles son tus roles en tu vida? persona, madre, esposo, hijo, emprendedora, vendedor, miembro de una Asociación, etc.
  • ¿Cuáles son tus metas en cada uno de esos roles?
  • ¿Qué te ayuda a mantener el equilibrio en tu vida? Si tienes en cuenta tus distintos roles evitarás descuidar áreas importantes de tu vida: salud, familia, amigos, desarrollo profesional, etc.

Como comentaba en el post anterior creo que un equilibrio entre las distintos roles que desempeñas en tu vida te va a permitir generar energía en tu día a día, satisfacción e influirá tanto en tu productividad como en la calidad de lo que haces.

Destensar el arco.

Como comenta mi amigo Álvaro Merino en su post trabajar duro o trabajar bien, en los años 60 Dereck Clayton corría maratones, aunque no era un atleta muy dotado. Entrenaba 258 km/semana para que su nivel estuviera cerca de los mejores atletas, pero alcanzó su techo y su marca estaba lejos de ser competitiva. En 1967 mientras preparaba la maratón de Fukuoka en Japón tuvo una lesión y estuvo un mes sin poder correr, aunque participó en esa maratón y para sorpresa de todos superó su marca personal. En 1969 cuando iba a disputar la maratón de Amberes, una lesión y el descanso le permitió conseguir un record que mantuvo durante ocho años.

 “Si queremos competir en cualquier área de la vida y si queremos obtener grandes resultados el mejor entrenamiento se basa en el descanso inteligente, en crear los colchones de tiempo necesarios para que nuestra mente y nuestro cuerpo está perfectamente preparados.” Álvaro Merino.

Afilar la sierra.

En el post anterior te comenté que Stephen Covey habla del término “afilar la sierra” refiriéndose a cuatro dimensiones fundamentales de nuestra naturaleza que son: Física, espiritual, mental y la social/emocional. La dimensión física está relacionada con cuidar nuestro cuerpo físico, la dimensión espiritual se refiere a nuestros valores y nuestro compromiso con ellos, nuestro propósito de vida. La dimensión mental está relacionada con nuestro desarrollo mental y la disciplina social/emocional tiene que ver con la relación con los otros. Tal como él comenta estas cuatro dimensiones están relacionadas entre sí y cualquier cambio en una de ellas afectará a las demás.

Ya sabes cuál es tu situación actual y cómo están de equilibradas las distintas áreas de tu vida y  has analizado qué te recarga de energía en las cuatro dimensiones de tu vida durante tus vacaciones.

  • ¿Qué vas a hacer para recuperar tu energía física?
  • ¿Cómo vas a recuperar tu energía mental?
  • ¿Cómo vas a recargar tu energía social/emocional?
  • ¿Qué vas a hacer para recargar tu energía espiritual?

Tiempo para ti.

Hay muchas investigaciones que demuestran que una mente y un cuerpo descansado son más productivos y más creativos. También recomiendan hacer descansos de 15-20 minutos a lo largo del día para recuperar la energía.

¿Para qué es importante descansar?

  • Tu mente es un músculo que necesita ejercitarse y recuperar fuerzas. Es posible que en alguna ocasión te hayas concentrado mucho en un proyecto durante varias horas y en algún momento has empezado a notar que tu atención empieza a desvanecerse ¿Te ha ocurrido? Igual que si hueles varios perfumes llega un momento en que ya no aprecias los olores, si te concentras mucho en un proyecto con el paso de tiempo se pierde concentración, ya que el cerebro quiere ahorrar energía y presta menos atención. Si notas que tu atención disminuye es un aviso de que necesitas recuperar energía.
  • Tu cuerpo también necesita ejercitarse y descansar. Para ello te alimentas, duermes, haces ejercicio, te proteges del frío y del calor, etc.
  • Creatividad: Es posible que alguna vez estés pensando en nuevas ideas y en algún momento sientas que no avanzas, te sientes atascado/a. ¿Cuántas veces te ha ocurrido? Si necesitas buenas ideas y estás atascado/a te invito a que te tomes tiempo hacer algo diferente relacionado con la tarea: hablar con alguien acerca del proyecto, leer algo que te inspire, escuchar una conferencia relacionada con ese tema, etc.

“Cuando gastas tus energías psíquicas y emocionales sin renovarlas, te pasa lo mismo que le sucede a tu cuerpo cuando los desgastas sin darle opción a recuperarse: llegas al agotamiento, a un estado debilitante. Enfermas psíquicamente, en vez de enfermar físicamente.” Elsa Punset.

Para poder renovar tus recursos mentales y emocionales Karen Hommefer-Ginter propone 50 formas de tomarse un respiro. Aquí tienes algunas de ellas que te pueden ayudar a recargar tu energía en cualquier momento o lugar:

  • En el trabajo: tómate una pausa café, lee algo divertido, mira algo de forma diferente, come algo en silencio, haz estiramientos, sal a dar un paseo, etc.
  • En casa: Date un baño, enciende una vela, huele algo agradable, acaricia una mascota, escribe un diario, pon música y baila, toca música, colorea, apaga todos los aparatos electrónicos, medita.
  • Al aire libre: acércate al agua (fuente, río, mar, etc.), anda por un rincón nuevo de tu ciudad, siéntate en un jardín, compra flores, haz una excursión, monta en bici, corre, mira las nubes pasar, ve a un mercadillo, conduce a un lugar desconocido, mira las estrellas, etc.
  • En cualquier parte: Escucha música, muévete dos veces más lento, suspira hondo, llama a un amigo, échate una siesta, mira arte, perdona a alguien, renuncia a algo, aprende algo nuevo, agradece algo, sonríe, lee poesía, realiza pequeños actos de bondad, etc.

Teniendo en cuenta tus conclusiones sobre qué te carga de energía en las cuatro dimensiones: Física, espiritual, mental y la social/emocional, te invito a que elabores tus 50 formas de tomarte un respiro que te permitan recargarte de energía y renovarte para que las apliques en tu día a día.

Ahora te planteo un reto: ¿Qué actividades vas a incluir en tu agenda para destensar el arco?

Publicado por Inmaculada Rodríguez.

Photo credit: Inmaculada Rodríguez.

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉

2 comentarios en “Energía: ¿Cómo vas a destensar el arco?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola soy Inmaculada:
¿En qué puedo ayudarte?