Sueños: semillas de tu crecimiento. Sueña, comprométete y actúa

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él. Paulo Coelho

Sueños, divinos tesoros. Te invito a montarte en la máquina del tiempo y volver a tu infancia ¿Qué querías ser de pequeño? Quizás futbolista, bailarina, profesor, bombero, ingeniero, cocinera, … etc.

¿Qué pasó con esos sueños? ¿Los has hecho realidad o han quedado guardados en un cajón? ¿Has dejado de soñar?

En la infancia pensamos que todo lo que soñamos es posible pero con el paso del tiempo, la educación y la socialización empezamos a aprender lo que no se debe hacer y lo que los demás quieren que hagamos. Dejamos de imaginar y empezamos a abandonar nuestros sueños, e incluso hay quien dice a los demás que dejen de soñar.

En una masterclass de Mario Alonso Puig escuché la historia de una niña que quería ser una gran bailarina, entrenaba mucho y soñaba que un día lo conseguiría. Un director muy famoso de un ballet internacional que buscaba jóvenes talentos llegó a su ciudad, consiguió bailar delante de él y le preguntó: ¿Cree usted que puedo ser una gran estrella? Él dijo: No puedes ser una gran estrella, no tienes talento.

La joven llegó a su casa, tiró las zapatillas a la basura y abandonó su sueño. Al cabo de los años el director del ballet internacional que la vio bailar volvió a su ciudad para hacer una representación. Ella consiguió una entrada para ver la representación y fue a dar la enhorabuena al director: Enhorabuena, me ha encantado. Usted no se acordará de mí pero hace años estuvo aquí buscando jóvenes talentos, yo me presenté pero me dijo que no tenía talento. El director le dijo: Sí eso se lo digo a todos. Ella sorprendida dijo: ¿Qué eso se lo dice a todos? Pero yo abandoné mi sueño porque creí lo que me decía. El director contestó: El paso del tiempo me ha demostrado que los que triunfan en la vida son los que creen más en sus sueños que en lo que otros creen de ellos.

¿Para qué sirve soñar?

Victor Frank dijo que los sueños son la fuerza para continuar nuestro presente.

¿Qué diferencias hay entre un sueño y una visión?

En un sueño no hay compromiso, ni acción, no existe un norte, no se diseña. En la visión hay compromiso, hay un norte, diseño y rediseño, planificación, un cómo, cuándo, con quién, obstáculos y costes. Una visión es sueño+acción.

¿Qué ingredientes son necesarios para hacer realidad tu visión?

Esfuerzo, acción, liderazgo, coraje, pasión, visualizar, persuasión, creatividad, alta tolerancia a la frustración, riesgo, constancia, selecciona con quién sí y con quién no, empezar desde ya, saber pedir, claridad, recursos, tener un plan B, confianza en ti, determinación, persistencia y paciencia…,etc.

Ramón y Cajal dijo  “»Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro.»”. Si a pesar de las dificultades, los retos y piedras en el camino crees en ti puedes cambiar tu mente, la forma en que interpretas lo que ocurre, actuar de forma diferente y así cambiar tu vida.

¿Cómo vas a transformar tus sueños en realidad?

1.- Elabora tu visión.

  • ¿Cuál es tu visión?
  • ¿Para qué quieres conseguirla?
  • Piensa en grande.
  • Escríbela, detállala, imagina el cómo, cuándo, dónde, con quién.
  • Exprésala en positivo para que sea una fuente de inspiración a la acción y compense los esfuerzos y costes que supondrá conseguirla.
  • Ponle fecha.
  • Compártela con todas las personas que van a estar involucradas en su consecución.

2.- Visualiza tu futuro.

  • ¿Dónde estás?
  • ¿Qué estás haciendo?
  • ¿Con quién estás?
  • ¿A qué nuevos retos te enfrentas?
  • ¿Qué competencias y habilidades nuevas tienes?

3.- Vuelve al presente. Ya has visto tu futuro, ahora vuelve al presente y reflexiona sobre qué necesitas para llegar donde quieres.

 4.- Aprende.

  • ¿Qué necesitas aprender para llegar hasta allí?
  • ¿Qué competencias y habilidades vas a desarrollar?
  • ¿Qué aspectos de ti vas a mejorar o cambiar?
  • ¿Qué creencias vas a potenciar?

5.- Desaprende.

  • ¿Qué tienes que desaprender?
  • ¿Qué te quita energía?
  • ¿Qué lastres tienes en tu mochila que te impiden avanzar?
  • ¿Qué creencias te limitan para conseguir lo que quieres?
  • ¿Qué relaciones o situaciones quieres cerrar para alcanzar tu visión?

6.- Impúlsate.

  • ¿Qué te da energía?
  • ¿Qué te motiva a seguir adelante?
  • ¿Qué personas te ilusionan y te animan?
  • ¿Cómo incluyes lo que te motiva en tu día a día?

7.- Actúa.

  • ¿Qué acciones vas a llevar a cabo?
  • ¿Cuál es el primer paso que vas a dar?
  • ¿Cuándo darás ese primer paso?

Te invito a ver este vídeo de gente maravillosa cumpliendo sus sueños. ¿A qué esperas para conseguir el tuyo?

 

 

photo credit: ashley.adcox via photopin cc

¿COMPARTES EL ARTÍCULO?👉

2 comentarios en “Sueños: semillas de tu crecimiento. Sueña, comprométete y actúa”

  1. Pingback: Comida o cena de Navidad en empresa: ¿Compromiso o reto? - Tumapa.es

  2. Pingback: Reflexiones de un año vivido: ¿Qué has aprendido en el camino? - Tumapa.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar.......

Innovar
Empresas

¿Cómo innovar en situaciones inciertas?

“La mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Alan Kay. Innovar o morir. La situación del Covid-19 nos sitúa en una situación de incertidumbre. Todo

Abrir chat
1
¿En qué puedo ayudarte?
Hola soy Inmaculada:
¿En qué puedo ayudarte?